25 de abril de 2010

Las mil y una notebooks.

Bien, para empezar, el titulo de este post ha sido objeto de debate conmigo mismo y con Mauri Fritz.
Las opciones fueron estas: "Borri se puso la gorra!", "De como nos endeudamos con nuestra sociedad", El año de la notebook", "Titulo del post: Lo dejo a tu criterio", "Para ser diseñador hay que tener la papa" y "Quisiera ser Borri" entre otros.
Comencemos por definir ¿Quién es Borri? Se trata del organizador de nuestras carreras de diseño, podríamos llamarle: El decano. Que quede clarito que no tengo nada contra Borri, solo que al haber sido el quien toma las decisiones y realizó el anuncio se ha convertido en el malo de la película y en la cara de esta situación.

Diseñar cuesta, vida.
Bien, como muchos sabrán el diseño (gráfico, industrial, indumentaria, de interiores, etc.) es una profesión que se vale mucho de una herramienta muy conocida por cualquiera que este leyendo esto. Se trata de la computadora. Decenas de programas son lo que ayudan a los diseñadores a realizar sus proyectos.
Pues bien, la formación en estas profesiones no esta exenta de la utilización de la computadora, por lo que nuestro querido rector, Carlos Borri, nos recibo con este baldazo de agua fría. Para el siguiente cuatrimestre seria primordial para los estudiantes de las careras de diseño contar con una Notebook.
 Lo mejor de todo es que deberia cumplir ciertas especificaciones para garantizar que la adquisición nos acompañe en toda la carrera y luego en nuestras profesiones, a saber:

  • Pantalla de 14"
  • Procesador 2.0Ghz (2 núcleos)
  • Memoria RAM 2GB
  • Disco Rígido 250GB
  • Tarjeta de vídeo dedicada
Ahora, encontrar una notebook de estas características supone un desembolso económico importante, siendo que la media de las notebooks que hay en el mercado argentino poseen gráficos integrados del estilo de INTEL mobile, ati mobile, etc. 
Cuando encontramos un modelo con tarjeta gráfica no baja de los 1400 dolares. Entre ellos, Sony Vaio, Macbook Pro, HP Pavillion, y Acer Alienware.

Es necesaria tanta opulencia?
Las características establecidas para trabajar con los programas de diseño se asemejan mucho con los mejores modelos de portátiles que hay hoy en dia en Argentina. Incluso no están muy lejos de la potencia que ofrece una computadora de escritorio de gama media alta. Pero, ¿es necesario? Bueno, en terminos de computadoras se puede aplicar el siguiente concepto SIEMPRE, "mejor que sobre y no que falte". Una computadora con gran potencia durara mas realizando lo que le pidamos sin mayores complicaciones por mas tiempo.
Pero existen ademas modelos económicos, mas portátiles, con mayor autonomía, pero claro. Menos potentes, las NETBOOKS. Entonces, surge una pregunta casi opuesta a la otra: ¿se puede con menos? Considerando la experiencia personal, la respuesta es SI, diseñadores graficos, diseñadores industriales, diseñadores de interiores, todos pueden trabajar con computadores de menor potencia. Podemos graficarlo con mi experiencia, hace 6 años me compre mi primer PC propia, desconocía totalmente las ofertas del mercado y termine comprando una computadora económica, con un Celeron de 2.2Ghz, 256MB de Ram, y con vídeo integrado. sin posibilidad de expansión AGP, ni de overclocking nativo. A pesar de todo esta computadora siempre funciono muy bien con Windows XP, trabajando con Photoshop CS2, Illustrator, Autocad 2000, incluso 3D Studio Max, Poser, After Effects y Premiere. El único inconveniente me lo generaba el render que era muy lento. 

Por eso mi conclusión es que si alguien tiene una computadora similar o mejor que la especificada por la Universidad, tranquilamente puede comprar un modelo mas económico para trabajar en donde sea que se encuentre, y luego exportar todo el trabajo a una estación mas potente y realizar los render necesarios en su computadora de escritorio.
Tras 5 años de la primer PC, en 2008 me compre mi segunda computadora. Ya con bastante potencia y una buena placa de vídeo. Por lo que en mi opinión no estaría mal sacrificar potencia para obtener potabilidad con mas autonomía.